trespies

Cordial, cordialísimo, cordero, corderito

Cordero echado entre la paja

 

Cordial, cordialísimo, cordero, corderito. Corderito de Dios. Mojado en pan sabe muy bueno y te llena de amor.

Ay, viejo cristiano castellano. Cordial, cordero, corazón: Corazón de mi vida, Cristo bendito que tanto te quiero.

Cruz, crucecita, crucifixión. Cada uno a cuestas con su cruz y para ti la más grande, y yo con la pequeña. Querámonos los unos a los otros, porque si no no llegamos a ninguna parte, y así tampoco llegamos pero al menos llegamos bien.

 

El calvario. Calvo calvete. A este paso me voy a quedar calvo. Y es que siempre me toman el pelo. No lo entiendo, con lo mal que sabe: sopa de fideos llena de pelos, y al final ya no sabes cuáles son los fideos y cuáles los pelos. Menos mal que yo soy moreno.

 

Moreno, moroso, morita. Mora morita que sabes muy rica. Que todavía recuerdo tu sabor de cuando de pequeño te cogía a docenas en los campiños galegos. Dulces y nubarrosos y húmedos campiños galegos. Campo campito campestre. Ay mis queridos campiños llenos de meigas y ranas. Atravesados por riachuelos donde nadan las truchas. Lisas y orondas truchas de vientre plateado y destellante. Y mi padre que las cazaba de niño. El experto cazador. Y ahora me le encuentro aquí, en la tierra de los recuerdos, y nos hacemos amigos: dos niños, dos pequeñuelos, dos rapaces que juegan a cazar truchas y a ver quién caza más. “A que yo soy más rápido”. “Una polla como una olla”. “El ajo en el carajo”. “Carajo no, palurdo, que no sabes falar galego, se dice caraio, que me dan ganas de no traerte al mundo”. Ay, Papá, no seas malo.

 

La tierra de los recuerdos. Los recuerdos pasados y futuros que se cruzan y se entrecruzan haciéndose guiños y hermanando así a toda la Humanidad: Millones y millones y millones de hombrecitos y mujeres intentando ligar los unos con los otros. “Yo soy Napoleón”. “Pues yo también”. Y ya no se sabe cuál es el de Waterloo y cuál el del manicomio. Porque los dos llevan sombrerito de papel de periódico viejo. Niñería, travesura de niño a sus anchas en la tierra de los recuerdos.

Ignacio Iglesias con gorro de papel

RETRATO DE IGNACIO IGLESIAS POR LUIS DEL AMO. RETOQUE DE TRESPIES.

 

De pronto yo soy la muchacha que comparte la habitación de mi madre jovencita, casi niña, viviendo en Edimburgo para adquirir el acento inglés[1] y regalárselo a los parientes. Compañera inseparable de confidencias. “Españolas y a mucha honra”. “Desde luego lo de la honra, que honradas lo somos más que ninguna”.

 

Pero ya me he calzado los bigotes y me he vuelto Groucho, tomándole el pelo a Marx. “Caballero, su barba es tan roja que me pone rojo de vergüenza”. “Váyase al fresco, canalla, que esto es la Revolución”. “Demasiadas revoluciones, y luego el disco suena mal”. ¿Te acuerdas, mudito, de cuando me llevaste de viaje en la vespa?: Directos a estamparnos contra un muro, y de repente la moto se tiró el rollo y en vez de estamparnos pegó un giro radical de noventa grados y trepó por el muro lanzándonos por los aires.

Ignacio Iglesias - Harpo Marx

IGNACIO IGLESIAS CARACTERIZADO COMO HARPO MARX.

 

Lo siento, pero estoy un poco cansado porque llevo demasiado tiempo sin dormir. Así que me despido y me voy de la tierra de los recuerdos. Los recuerdos y los sueños. Pero antes de irme me agarra Jesús, Jesusito de mi vida, y dice “Así de niños tenéis que ser si queréis entrar en el Reino de los Cielos”. Y yo, como juego con ventaja y sé lo que va a pasar, le respondo “Si a ti te crucifican a mí también”. Los discípulos se mosquean y exclaman “¡Crío insolente!”, al tiempo que intentan meterme una colleja. Pero el Maestro los detiene con un gesto y, mirándome con ojos tristes aunque llenos de profunda esperanza, me dice con cariño “Hijito, esperemos que no sea así”. “Maestro, quién sabe, espérate no vaya yo a acabar en la Gehenna”. “Tus ojos me cuentan muchos pecados, pero también me cuentan que por alguna parte, en un rincón perdido de tu conciencia, tienes escondido un Sentido del Deber que, si lo sacas adelante y le das vida, puede ser tu Salvación. Pero antes tendrás que acallar tu ansiosa hambre de atención y descentrarte del Mundo: olvidarte de ti mismo para encontrar a los demás. ¡Ánimo, muchacho!”

 

Sus dos últimas palabras resuenan en mi espíritu mientras se difumina la tierra de los recuerdos y voy retornando, rescatado por quién sabe quién, al mundo de siempre o sea la realidad cotidiana que acompaña a las tostadas del desayuno. Estoy emocionado, mis ojos empañados en lágrimas. “Me ha hablado Dios. Te quiero y quiero a todo el mundo, hasta a los malos: Dios pasea el sol y hace llover sobre justos e injustos. Intentaré ir dejando de hacer tonterías y acabar siendo bueno”. Esperemos –espero– que sus divinas palabras no caigan en saco roto.

 

Cordial, cordialísimo, corderito, corazón. Divino corderito que tanto te quiero.

cordero de dios

IMAGEN RECOGIDA DEESTA WEB. NO FIGURA EL AUTOR.

 

Madrid, Febrero 1991

[1] En realidad, escocés. Nota del revisor

 

4 Plugins para agilizar y optimizar la Autogestión de tu WordPress

4 Plugins para agilizar y optimizar la Autogestión de tu WordPress: Duplicate Post, Post Types Order, Simple CSS y Broken Link Checker

Logo WordPress con engranajes y fuego de cohete

Habrá muchos que ya conozcan estos plugins… También hay otros plugins que cumplen funcionalidades similares  (esto lo sé a ciencia cierta), pero éstos son los que yo uso y a mí me van de maravilla.

Tampoco estoy de acuerdo, por otra parte, con los puristas que se llevan las manos a la cabeza en cuanto ven que tu WordPress tiene más de 10 ó 12 plugins… Es cierto que no conviene sobrecargar el CMS con 80.000 plugins, así como también es cierto que a menudo un plugin puede suplirse mediante una sencilla implementación de código… Pero hay muchos plugins —como éstos— que son muy livianos, apenas ralentizan el funcionamiento del WordPress, y te evitan el tedioso trabajo de la lucha mano a mano con los códigos (la cual, por su parte, provoca el riesgo de que posteriores actualizaciones, sea del tema, sea del plugin, sea del propio WP, no funcionen, o machaquen el trabajo previo de programación que hiciste).

En fin: En todo caso estos plugins son muy livianos, y además se mantienen más o menos al día, por el momento, en sus actualizaciones.

Para los impacientes, usuarios avezados, aquellos que prefieren investigar por su cuenta y riesgo, o varias o todas de estas cosas a la vez, pongo primero de corrido los plugins con enlace a su descarga en wordpress.org, y luego paso a explicarlos uno a uno (aunque ya su nombre indica para lo que sirven).

 

img-Duplicate-Post-download-in-wordpress.org

Clickando en la imagen, su enlace te llevará al plugin en wordpress.org, aunque personalmente considero mucho más cómodo instalarlo desde el panel de control de WP, o sea: dándole a “Añadir nuevo…” [plugin], teclear el nombre en el campo correspondiente que te aparece arriba a la derecha, seleccionándolo, instalándolo y finalmente activándolo.

Como el nombre indica, este plugin te permite duplicar entradas o páginas. Al instalarlo, bajo cada entrada o página, junto a las opciones habituales te aparecerá la de “Clone“.

Esto te ahorra un tiempo considerable si, por ejemplo, estás haciendo una serie de artículos sobre un mismo tema: para cada nueva publicación, clonas desde la anterior, y de esta manera el nuevo artículo ya tiene hecha la categorización y lleva las tags o etiquetas de la colección, así como el formato (por ejemplo, puede ser un formato de vídeo porque se trata de vídeos, o de imágenes porque se trata de galerías de imágenes, etc.), lo que no es poca cosa. Si, además, todas las publis comparten el mismo título (es decir, que se trata de una serie de nombre común diferenciada tan solo por la numeración y el subtítulo, mejor que mejor).

A partir de aquí, obviamente te resta borrar el contenido anterior y elaborar el nuevo.

 

img-Post-Type-Order-download-in-wordpress.org

A menudo sucede que quieres reordenar el contenido de tus entradas, por uno u otro motivo. Obviamente, puedes proceder al tedioso procedimiento de falsear sus fechas de publicación y forzar así el nuevo orden que deseas; pero este procedimiento, aparte de falsear la realidad, es muy lento. Con este plugin, al activarlo, te aparecerá (tal y como se muestra en inglés en la imagen-enlace de arriba), al final de la columna de “Entradas”, la opción “Re-order“.

Es tan sencillo como entrar en esta sección (obviamente pulsando en ella), y reordenar las entradas a tu gusto: clickando sobre cada una de ellas, arrastrándolas a la posición deseada, y después soltándolas en esa nueva posición (dejando de apretar el botón izquierdo del ratón)… Ojo! No te olvides que, para que la reordenación se lleve a cabo, tienes siempre que bajar, en esta misma pantalla, hasta el final de todos los artículos y pulsar el botón “Update”. De otra manera no se hará efectivo el cambio.

 

img-Simple-CSS-download-in-wrodpress.org

Este plugin (como tantos de sus congéneres que hacen lo mismo) probablemente esté destinado a desaparecer, porque la mayoría de los themes o plantillas actuales de WordPress incorporan ya en sí una opción con esta misma funcionalidad.

Dicho lo cual, advertencia para navegantes: asegúrate primero de que en las opciones de tu tema no viene ya una opción que cumple esta funcionalidad.

¿Para qué sirve el Simple CSS?

Pues muy sencillo: para añadir tus propias personalizaciones CSS (modificaciones de las clases existentes o generación de nuevas clases) sin modificar el theme original.

Alguien podría pensar: «Y ¿por qué hacer esto? ¿No es más limpio y “minimalista” –por así decirlo– efectuar los cambios o incorporaciones de código CSS en el propio tema?».

Bueno; puedes hacerlo así. Pero imagínate que llega una nueva versión de tu theme y procedes a actualizarlo… ¿Qué ocurrirá entonces? Que todos tus cambios se perderán y te verás obligado a proceder a la tediosa tarea de rehacerlos.

De esta manera, las actualizaciones de la plantilla no afectan en absoluto a tus cambios, por lo que no resultan nada traumáticas ni te generan trabajo añadido.

Para finalizar con este plugin, os digo un par de modificaciones CSS típicas:

  1. Cambiar el aspecto de los headers (cabeceras o titulares, los h1, h2, etc.).
  2. Incorporar una nueva clase. He aquí un ejemplo: Yo quería una clase específica para el título y autoría de las fotos, parecida a las que vienen en los periódicos y revistas, pero mi plantilla no ofrecía nada parecido… así que la creé y ahora queda así:

Nereidas jugando en el crepúsculo, fotocomposición de Ignacio Iglesias

NEREIDAS. FOTO DE IGNACIO IGLESIAS

 

img-Broken-Link-Checker-download-in-wordpress.org

Este plugin, como su propio nombre indica (en inglés), sirve para detectar enlaces rotos –si los hay– en tu web.

Por ejemplo, sucede a menudo que en alguna entrada enlazaste a una página que, con el tiempo, ha sido eliminada… Entonces este plugin te avisará (de hecho, incluso te enviará un email de aviso a la dirección que establezcas) y así podrás corregirlo.

 

Y esto es todo en este artículo, amig@s. ¡Seguimos en contacto (Si queréis)!
Gracias, y hasta pronto

Banner ojos Ignacio Iglesias fotografiado por Luis del Amo

 

Nuevo fragmento de la serie Aforismos de juventud…

…publicado en lacharcaliteraria.com:
 

La charcaliteraria.com - Tocando fondo (2)

 

Lo mejor de lo mejor de WordPress, por WPBeginner

Lo mejor de lo mejor de WordPress, por WPBeginner, http://www.wpbeginner.com – BEGINNER’S GUIDE FOR WORDPRESS

Selección de « Lo mejor de lo mejor » (La “Crème de la crème“, “the best of the best“) de las Guías y Tutoriales sobre WordPress publicad@s a lo largo del 2016 en http://www.wpbeginner.com, efectuada por los propios autores. Está escrita en inglés.

Una web que nos enseña que incluso los que nos consideramos expertos en WP aún tenemos mucho que aprender…

Podéis leer este muy interesante e instructivo artículo en http://www.wpbeginner.com/showcase/best-of-best-wordpress-tutorials-of-2016-on-wpbeginner, o simplemente clickando en esta imagen de abajo:
Lo mejor de lo mejor de WordPress 2016, según WPBeginner

Leer más»

Adiós

…adios…
…a las 00,00 h…me desactivo…
…me disipo…
…me las piro…
…antes de que me echen…
…besos y abrazos…
(…que me gustan mucho…)

ciclista desenfocado

Un rito – Poema de Leopoldo María Panero por Luis Vil

Interpretación y realización de Luis Vil

Con la colaboración de:

Juncal Altzugarai – Voz
Igor Arzuaga – Piano
Sabino San José – Ayudante de cámara
Andoni Zubiaga – Iluminación

Letanía de recuerdos

 

Una letanía de recuerdos
reverbera a golpes la inocencia,
dejando inflamada la herida que se pudre en la última palabra.
Juegos que se funden al sol,
como esa piel de cera
que pierde el candor de la niñez.

Pausa alborotada
en el cemento
silente de inocencia…

Todo verso provoca un perfume que acaricia el rigor de un poema.

M. Belén

libro con flor marchita

Nereidas

Nereidas

 

Reformas

 

Reformas

Fotaka de Óscar París

El tiempo pasa…

 

Atardece…

Mujer ante ventana al atardecer

 

Anochece…

Cabellera y flor sobre negro

 

Fernando Goñi Etchevers